Cocinas al aire libre

Llega el verano y con el las ganas de compartir con nuestros seres más queridos una agradable comida disfrutando del jardín, el patio o la terraza. Comer, tomar un refrigerio o incluso cocinar al aire libre puede llegar a resultar irresistible, inclusive acompañado de la soledad más acogedora.

Estar en contacto con el exterior, y sobre todo con entornos naturales es todo un regalo que se intensifica si lo acompañamos de nuestra etapa vacacional.

Si, además de una cocina al aire libre, lo acompañamos de una zona de comedor, el resultado es, literalmente, redondo.

Lo normal cuando pensamos en una cocina exterior es imaginarnos barbacoas, aunque existen multitud de opciones para cocinas al aire libre, de gas o eléctricas son también grandes opciones que nos proporcionan gran variedad a la hora de cocinar, incluso podemos instalar hornos de leña para hacer nuestros asados perfectos. Si además de todos esto, lo acompañamos de encimeras de piedra y muebles de exterior en aluminio o acero inoxidable o incluso piedra, podemos hacer que nuestra cocina exterior sea perfecta, y por qué no, si además contamos con techo no debemos descartar nuestra campana extractora, será todo un acierto.

El acero o aluminio inoxidable, la piedra o el cemento son los materiales que suelen utilizarse para las cocinas de exterior

 

 

El sentido práctico y la funcionalidad también deben estar presentes en este tipo de cocinas. No es práctico tener que estar entrando y saliendo a la cocina o el comedor interior para disponer de todos los utensilios que necesitamos para cocinar en el exterior. Es por esto que encimeras válidas para espacios exteriores, muebles y baldas son también muy importantes a la hora de diseñar nuestra cocina y no tenemos por qué dejar de lado el diseño. Hoy día la diversidad de materiales nos permiten, que además estas cocinas sean un regalo para nuestros ojos. Diseños elegantes, rústicos, modernos, podremos disfrutar de la que más nos guste y sin necesidad de disparar los precios, solo nos hace falta el espacio para montarla.

¿Comenzamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *