Endivias con queso Roquefort

Ya han terminado las fiestas navideñas y dejamos atrás un periodo de comidas y cenas familiares, de amigos e incluso en el ámbito laboral. Unas fechas en que nos reunimos en torno a la cocina y que, admitamoslo, pocos se libran de cometer algún exceso, es por eso que hace un año, en este blog comenzamos a compartir con vosotros recetas saludables, para contrarrestar los excesos navideños sin renunciar a disfrutar de la cocina en todos sus aspectos.

Dicho esto, con la receta de hoy además de plantear un plato rápido, también queremos aprovechar ingredientes que podrían habernos sobrado, como las endivias.

Cichorium endivia, más conocida como simplemente endivias o endibias, es un vegetal que suele verse en fruterías y tiendas como un cogollo muy apretado de color blanco y un leve tono verdoso al final de su hoja. Es un vegetal muy muy carnoso y crujiente, de sabor fresco que nos deja en el paladar un gusto amargo, al ser de la familia de otras verduras como la lechuga es muy común servirlas en ensaladas, pero se pueden hacer de mil maneras y gracias a lo recias que son sus hojas, que soportan bastante bien el peso, sirven perfectamente como receptáculo para rellenar de un montón de salsas de todo tipo, como la receta que os traemos hoy en nuestro blog.

Ingredientes

  • 4 endivias
  • Queso roquefort
  • Nata
  • Nueces (Opcional)

endivias
roquefort

Preparación

La preparación de esta receta es facilísima, en primer lugar hay que preparar el queso como si fuera una crema de queso, ha de quedar bien untuosa, para ello vamos a batir el queso roquefort con un poco de nata, habrá que ir añadiendo nata en función de la cremosidad que busquemos.

Una vez tengamos nuestra crema de roquefort, vamos con las endivias.

En primer lugar y como con todas las verduras hay que lavarlas, este primer paso es conveniente hacerlo un tiempo antes para dar tiempo a las endivias a que se sequen, si no al presentar nuestro plato corremos el riesgo de que aparezca agua y se mezcle con la crema que vamos a hacer, deslucido nuestro plato. En segundo lugar hay que cortarlas a la mitad longitudinalmente, para obtener dos mitades alargadas.

Como hemos dicho antes las endivias son muy recias, por lo que veremos que tienen un tallo blanco bastante duro, esta parte podemos retirarla o dejarla a modo de asa, también podemos quitar algunas de las hojas centrales para aprovechar la forma cóncava de la endivia para el último paso que es verter la crema sobre las endivias y añadir si queremos unas nueces por encima de la crema.

Y listo, más fácil imposible, con esta receta lograrás sorprender, ya que las endivias no es algo que guste a todo el mundo por su fuerte sabor, pero con la crema de queso roquefort… Una receta para triunfar y disfrutar en la cocina.

Y hasta aquí la receta de hoy, desde Montakit esperamos que hayáis pasado unas muy felices fiestas y os deseamos un feliz año 2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *