Ensalada de canónigos, pollo y pesto.

La receta de hoy en el blog de Montakit es, como siempre, sencilla y deliciosa, hoy os traemos una ensalada deliciosa y muy fácil de hacer: Ensalada de canónigos con pollo y pesto a la que incorporaremos queso fresco y manzana.

Ingredientes

Para la ensalada:

  • Canónigos
  • Manzana
  • Queso fresco
  • Pechuga de pollo fileteada

Para la salsa de pesto:

  • Albahaca fresca
  • AOVE
  • Piñones
  • Queso parmesano
  • 1 diente de ajo
Queso fresco
Manzana

Elaboración:

En primer lugar hacemos el pollo a la plancha, nuestra recomendación es pedir la pechuga de pollo en filetes, pero no demasiado finos, para que el pollo se haga pero mantenga su textura, podemos hacerlo a fuego medio para que mantenga la jugosidad, es recomendable hacer los filetes enteros e incorporarlo a la ensalada troceados en cubos una vez cocinados.

pechuga-de-pollo

Mientras se hace el pollo y sin perderlo de vista, hacemos la salsa pesto, podemos comprarla ya hecha o hacerla nosotros, que siempre es más satisfactorio. Para hacerla vamos a utilizar la batidora, bien con el pie batidor o si tenemos vaso picador accesorio, para este tipo de salsa es mejor la última opción. Una vez tenemos el utensilio adecuado para hacer nuestra salsa pesto, primero de todo hay que pelar el diente de ajo y, muy importante, quitarle el germen para evitar que el sabor a ajo no se suba demasiado, después pasamos a lavar bien las hojas de albahaca fresca, y lo echamos en el vaso picador acompañado de el aceite de oliva, el queso parmesano, previamente troceado y los piñones. (Si queremos hacer la receta más económica, ya que estos dos ingredientes pueden ser algo caros podemos sustituir el queso parmesano por grana padano que es de intensidad y sabor similar y los piñones por nueces.) Y simplemente picamos juntos todos los ingredientes a velocidad media para que liguen bien pero a la vez se pueda apreciar los pequeños trocitos del queso, los piñones y el ajo. Podemos jugar con el aceite de oliva para que nuestra salsa nos quede más o menos untuosa según nos guste.

Ya tenemos la salsa hecha y el pollo está en su punto, ahora echamos los canónigos en una ensaladera y cortamos en dados el pollo, la manzana y el queso fresco y añadimos el pesto y movemos bien.

Y ya tenemos un nuevo plato fácil de hacer y saludable que está delicioso, ya que la textura del pollo asimila de maravilla la salsa pesto y la manzana nos da un toque crujiente además de dulce y fresco, y todo junto hacen de este plato una opción muy recomendable para una comida rápida y deliciosa. Y si queremos hacer este plato más contundente, podemos sustituir los canónigos por pasta, en concreto por espirales de colores, que son ideales para este plato.

Y ya solo queda disfrutar del plato, y seguir atentos y atentas al blog de Montakit para disfrutar de la cocina en todas sus facetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *