Ensalada de tomate y melva

Hoy vamos a prestar atención a uno de los elementos más útiles y socorridos de la cocina: las conservas.

Puede parecernos que las conservas son algo secundario en la cocina, pero desde su invención en 1810, por el investigador francés Nicolás Appert, las conservas son un método ideal para mantener en estado óptimo el sabor, el olor, el color y las propiedades nutritivas de los alimentos. Una conserva que contiene un producto de calidad, con buenos ingredientes puede ser un producto gourmet.

Ensalada de tomate y melva

Por eso hoy en el blog de Montakit os traemos una nueva receta ligera y fácil en la que la conserva es la protagonista, en este caso melva en aceite de oliva con la que vamos a elaborar una rica ensalada.

Ingredientes

  • 1 lata de lomos de melva en aceite de oliva
  • 1 tomate
  • vinagre de vino
  • vinagre de Módena
  • cebolla
Ensalada de tomate y melva

Elaboración

En primer lugar lavamos y cortamos el tomate en dados. Como consejo, en lugar de hacerlo en una tabla de cortar, es mejor cortar el tomate en la mano encima del recipiente en el que vayamos presentar nuestra ensalada, así evitaremos que se pierda el jugo del tomate, que es delicioso.

Cortamos la cebolla en juliana

Una vez troceado el tomate abrimos nuestra lata de melva y escurrimos el aceite de oliva de la lata en un recipiente. Normalmente cuando abrimos una lata de conserva tendemos a desechar el líquido que mantiene nuestra conserva, pero este líquido puede usarse para muchas cosas.

Con el aceite de oliva que hemos conservado y que contiene el sabor de nuestra conserva vamos a realizar la vinagreta para aliñar la ensalada. Para conseguir un mejor resultado la vamos a elaborarla a parte en lugar de añadir los elementos por separado sobre la ensalada; la proporción ideal para la vinagreta es una parte de aceite y media de vinagre, para nuestra ensalada de melva y tomate vamos a dividir la media parte de vinagre en dos: una será vinagre y de vino y otra de vinagre de módena, este último le dará un delicioso toque dulce a nuestra vinagreta.

Mezclamos el aceite de oliva y los vinagres en un recipiente y emulsionamos la mezcla.

Añadimos los lomos de melva, la cebolla y la vinagreta al tomate, removemos desmenuzando los lomos, lo justo para repartirlos proporcionalmente con el tomate, mientras hacemos esto añadimos sal al gusto.

Ensalada de tomate y melva

Y listo ya tenemos un plato riquísimo, fácil de preparar, ligero y nutritivo, en el que aprovechamos todo el sabor y las propiedades nutricionales de las conservas. Y además de ser delicioso es un plato muy económico.

¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *