Grandes diseños para cocinas pequeñas

Las cocinas pequeñas tienen su encanto y destacan porque queremos su originalidad y estilo a pesar de presentarse en un espacio estrecho.

Una distribución lineal, una iluminación adecuada, el uso apropiado del color o la apuesta por la sencillez son algunos de los recursos que los expertos en diseño de cocinas emplean a menudo en este tipo de composiciones.

Un ejemplo para salvar ese espacio reducido es llenarlo de luz, los colores principales de los muebles pueden ser en blancos y con maderas en las encimeras, combinados por ejemplo, con la pared pitada en gris perla y las traseras vestidas con cristal templado negro o caoba.

muebles pueden ser en blancos

Muchas veces las cocinas pequeñas son largas y estrechas, cuando nuestra cocina es alargada se puede optar por jugar con muebles suspendidos como el microondas y el conjunto que hace con el resto de los muebles. Los materiales elegidos pueden ser un lacado seda que se mezcla con algunas puertas de vidrio.

En función de las posibilidades del espacio hay ciertas alternativas que puedes barajar para mejorar la operatividad de cualquier cocina estrecha y alargada. Si la planta lo permite, eliminar las paredes y abogar por un espacio abierto al estilo de las cocinas americanas es una gran opción. Sin llegar a prescindir de los muros, también es posible maximizar la percepción espacial abriendo un hueco en la pared para colocar un mostrador.

Otra fórmula perfectamente válida para propiciar la sensación de amplitud espacial sin abrazar el open concept en su versión más purista es optar por un sistema de puertas correderas que, si bien ayudará a mantener la independencia, mejorará la conexión con el resto de estancias sin sacrificar demasiado espacio, un aspecto clave en cocinas pequeñas, alargadas y estrechas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *