Hummus

En el blog de Montakit continuamos con nuestra serie de recetas rápidas y sencillas, además en pleno Estado de Alerta decretado por el Gobierno, tenemos tiempo para hacer esas cosas que dejamos aparcadas, una de ellas es dedicarle tiempo a la cocina, por eso hoy más que nunca esperamos ser de utilidad para todos vosotros y vosotras y de paso os animamos a implicar a vuestros hijos e hijas en estas recetas, ya que cocinar es una manera ideal de invertir nuestro tiempo y el suyo, entretenernos y una forma de distraerlos del confinamiento… ¡y el resultado puede ser delicioso!

La receta que os traemos hoy es Hummus.

El Hummus es un plato originario de oriente medio, muy popular en esa zona, actualmente se puede encontrar en cualquier parte del mundo.  Consiste en una crema a base de puré de garbanzos cocidos con tahina, que es una pasta de semillas de sésamo, aceite de oliva y aderezado con zumo de limón. En algunas zonas también se adereza con pimentón o con ajos.

tahini Tahini

Al ser una crema suave y untuosa suele servirse acompañada de pan de pita caliente, verduras crudas (crudité) e incluso de nachos de maíz.

En la receta que os proponemos hoy vamos a acompañarlo de láminas de zanahoria cruda; vamos con la receta:

Ingredientes:

  • 160 gramos de garbanzos crudos o bien un bote de 400 gramos de garbanzos cocidos 
  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharada sopera de tahini, se puede encontrar en la sección de internacional del súper.
  • 1 diente de ajo al que hemos quitado el germen
  • ½ cucharadita de sal (opcional)
  • ½ cucharadita de comino 
  • ½ de agua a temperatura ambiente o del agua de cocción de los garbanzos.
  • Semillas de sésamo (opcional)

Preparación

Si hemos elegido la opción de utilizar garbanzos crudos debemos tener los garbanzos en remojo entre 8 y 12 horas.

Después, echamos en la olla los garbanzos siempre cuando el agua esté hirviendo y cocemos 2 horas añadiendo la sal al final. Escurrimos bien y dejamos enfriar.

El siguiente paso es echar los garbanzos al vaso de la batidora, junto con el resto de ingredientes y el caldo de la cocción de los garbanzos, si decidimos cocerlos nosotros, o agua del tiempo si los garbanzos son de bote (hay quien opta por añadir el líquido del bote, eso va en gustos)

Y ya solo nos queda batir hasta obtener una crema suave y homogénea, podemos regular la densidad de la crema añadiendo más o menos agua o caldo.

Y ya tenemos nuestro Hummus listo para comer.

Presentación

Una vez terminada la preparación podemos presentar nuestro Hummus en un plato hondo o en un bol, añadir un chorrito de aceite de oliva, espolvorear un poco de pimentón y terminar con unas semillas de sésamos por encima.

Como hemos dicho lo acompañaremos con láminas o palitos de zanahoria con los que utilizaremos a modo de cuchara para comer nuestro Hummus.

Otro plato muy sano, rápido, sencillo y nutritivo, ideal para quien lo le gusten demasiado los garbanzos y una opción estupenda para comer legumbres en épocas de calor, que un guiso apetece menos.

¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *