Los errores más comunes en la cocina y cómo evitarlos. Parte I

La cocina tiene cada vez un papel más importante en nuestra vida. Los materiales elegantes y duraderos y los electrodomésticos de alta calidad se están convirtiendo en una de las señales de estatus más claras en el hogar. Por tanto, es una pena que algo salga mal durante la fase de planificación y de repente te des cuenta de que te falta espacio, que todo es poco práctico, que no hay asientos o que los pequeños detalles enturbian la impresión general.

A continuación te mostraremos los errores más comunes en la cocina y te daremos consejos sobre cómo evitarlos.

El espacio de almacenamiento

El espacio de almacenamiento es lo más importante en la cocina. Como regla general, el espacio para guardar cosas nunca es suficiente. Por lo tanto, a la hora de planificar la cocina, siempre hay que tener en cuenta que es mejor que sobre a que falte. Para tener la impresión de cocina más ordenada, se recomiendan los armarios cerrados frente a los estantes abiertos. Otro consejo si deseas ahorrar y crear espacios de almacenamiento es que planifiques tranquilamente en altura y dejes que los armarios lleguen hasta el techo. Y para evitar perder espacio en las esquinas, los armarios esquineros con estantes giratorios son ideales.

Los asientos

En una cocina acogedora, que invita a la convivencia, no debe faltar sitio para sentarse. Después de todo, cocinar es sólo la mitad de divertido sin una buena conversación y sin compartir risas. Y si además la utilizas para comer, no debe faltar una mesa amplia y unas sillas cómodas donde compartir buenos ratos con familia y amigos.

 

La luz

Si no quieres cortarte un dedo al cortar zanahoria o no quieres pasarte con la sal, es particularmente importante tener suficiente luz en la cocina. La iluminación óptima es tener varias fuentes de luz diferentes y regulables para sentirnos cómodos tanto cuando estamos cocinando como cuando estamos comiendo o charlando.

Los accesorios

Ya hemos contado anteriormente la importancia de tener unos buenos electrodomésticos pero no hay que olvidarse de aquellos pequeños detalles que pueden arruinar la estética de la cocina. Hablamos de la vajilla, los paños de cocina, los recipientes, etc. Intenta que los colores de estos combinen con los colores de la cocina, evita tener el lavavajillas en su envase de plástico y utiliza dispensadores y guarda los estropajos y cepillos en cajas y fuera de la vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *