Pollo con escabeche de naranja

Con la entrada del nuevo año todos y todas nos planteamos propósitos para adoptar nuevos hábitos más saludables o dejar atrás otros no tan sanos, dejar de fumar, apuntarse al gimnasio, viajar más están entre ellos, pero sin dura el propósito estrella es el de comer más sano, sobre todo después de los excesos de las Navidades; y como a nosotros no solo nos gusta la cocina como ese espacio alma de la casa, si no que también nos gusta todo lo que allí se crea, os vamos a ir dando mes a mes una receta saludable además que deliciosa.

Par empezar os ofrecemos nuestra primera receta:

Pollo con escabeche de zumo de naranja

Antes de nada, vamos a contar algo sobre el escabeche. Es una milenaria técnica culinaria para conservar durante largos periodos de tiempo alimentos como carnes y pescados gracias principalmente al uso del vinagre, que hace que los microorganismos responsables de la putrefacción no puedan propagarse. Para esta receta bien podíamos haber escogido pavo, o también pescado azul como salmón o bonito, pero vamos a usa carne de pollo, que por su textura facilita a y sabor suave son perfectos para combinarlo con cualquier sabor. Además, es carne baja en grasa y con alto contenido proteico.

Pechugas de pollo

Es una forma muy original de preparar el escabeche ya que, sustituyendo parte del vinagre por zumo de naranja, como consecuencia conseguimos que sea más suave, afrutado y de aroma más agradable. Otra ventaja de este plato es que, haciendo una cantidad suficiente, se puede guardar para consumir en otros momentos que no tengamos tiempo de cocinar.

INGREDIENTES:

  • 4 pechugas de pollo
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias
  • Un pimiento rojo
  • ½ vaso de vinagre
  • ½ vaso de zumo de naranja natural
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimenta
  • Pimentón dulce
  • Una pizca de curry (opcional)

ELABORACIÓN

Primero, limpiamos lo mejor posible las pechugas y, salpimentamos y las doramos por ambos lados en un cazo con una cucharada de aceite de oliva. Reservamos el pollo.

Ahora vamos con las verduras. Las lavamos. Después tenemos que cortar la zanahoria en rodajas, los pimientos en juliana y picar el puerro lo más fino que podamos.

En el mismo recipiente en que hemos dorado las pechugas sofreímos las verduras a fuego medio durante 5 minutos más o menos. Una vez trascurrido ese tiempo incorporamos pimentón y el curry (si así lo deseamos), y removemos.

Una vez removidas las verduras añadimos el zumo de naranja, el vinagre y el aceite de oliva, removemos bien y añadimos nuestras pechugas de pollo que teníamos reservadas. Debemos distribuirlas bien por la cazuela para que queden bien recubiertas.

Ponemos la tapa a nuestro cazo y cocemos 15 minutos, después cocemos otros 15-20 minutos ya sin la tapa.

Transcurrido ese tiempo ya podemos dejarlo enfriar para pasarlo a la nevera. Para que las pechugas de pollo absorban todo el sabor tanto de las verduras como del escabeche, es conveniente dejarlo reposar al menos un día.

Como veis, una receta sencilla, sana y con ingredientes fáciles de encontrar.

¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *